En esta web encontrarás una impresionante y profunda información que jamás te contarán en las noticias y que hará que nunca más las puedas percibir del mismo modo. More »

Podrás comprobar por tí mismo EL GRAN ENGAÑO al que estamos sometidos de un modo claro y contundente. Descubrirás un plan casi perfecto ideado desde hace muchos años por unas mentes privilegiadas para conseguir un objetivo estremecedor. More »

Lo que vas a ver no es ciencia-ficción, ni una locura hábilmente hilbanada; ES LA MAYOR VERDAD QUE TODOS DEBEMOS CONOCER. More »

¡Bienvenido a la realidad! More »

 

EL VATICANO CREÓ EL ISLAM. Las confesiones del Cardenal Agustín Bea S.J. …

18556312_10155320225464281_5267044662346913825_n

A próposito del caso reciente dado a conocer el 16 de mayo 2017 sobre el musulmán francés que atacó con arma punzocortante a un sacerdote católico en la ciudad de México hiriéndolo de gravedad, traigo a colasión la versión del ex-sacerdote jesuita Dr. Alberto Rivera acerca de las confesiones que el Cardenal Agustín Bea S.J. le hizo referente a la creación del Islam por el mismo Vaticano. La historia es la siguiente…

El Vaticano deseaba Jerusalén a toda costa debido a su importancia religiosa, pero los judíos lo impedían. Otro problema era que los verdaderos cristianos de África del Norte predicaban el evangelio. El Catolicismo estaba creciendo en poder y no toleraba ninguna oposición. De alguna manera, el Vaticano tenía que crear un arma para eliminar a los judíos y a los verdaderos cristianos que no querían aceptar el catolicismo romano. Mirando hacia África del Norte, vieron a las multitudes de árabes como una fuente de mano de obra para hacer su trabajo sucio.

Un buen número de árabes se había convertido al catolicismo, y los podían usar para mantener informados a sus líderes en Roma. A otros los podían usar como Quinta Columna (una red clandestina de espías) para desarrollar el plan maestro de Roma de dominar las multitudes de árabes que habían completamente rechazado el catolicismo romano.

Cuando San Agustín llego al escenario, sabía lo que estaba pasando. Agustín fue un hombre poderoso e influyente con su propio pequeño ejército de seguidores. Sus monasterios sirvieron como bases para buscar y destruir manuscritos bíblicos que pertenecían a los verdaderos cristianos. A Agustín lo hicieron un “santo” porque sirvió con fidelidad a su «Madre iglesia». El Vaticano quería crear un mesías árabe, alguien a quién pudieran levantar como un gran líder, un hombre con carisma que pudiera entrenar, y con el tiempo unir tras sí a todos los árabes… en un ejército poderoso que llegaría a conquistar a Jerusalén para el papa.

En el Vaticano, el cardenal Bea nos contó esta historia: Una árabe pudiente, fiel seguidora del papa, jugó un papel de tremenda importancia en este drama. Era una viuda llamada Khadijah. Había dado su riqueza a la «Madre iglesia» y se había retirado a un convento. Mientras estuvo allí, le dieron una tarea extraña.

Su trabajo fue encontrar a un joven brillante que el Vaticano pudiera usar para crear una nueva religión y ser el mesías para los hijos de Ismael. Pronto encontró a Mahoma y se casaron. Khadijah tenía un primo llamado Waraquah, quién, como ella, era un católico muy fiel. Tenía una influencia tremenda sobre Mahoma. El vaticano lo puso en la delicada posición de consejero de Mahoma. Roma había hallado su hombre, y el dinero no era un obstáculo. Le enviaron maestros al joven Mahoma quien fue sometido a un entrenamiento intensivo. Mahoma devoró las obras de «San» Agustín bajo la enseñanza de Waraquah y llegó a ser devoto de ellas. Esto lo preparaba para su «gran llamado».

Siguiendo órdenes del Vaticano, los árabes católicos a través de África del Norte comenzaron a propagar la historia de que un hombre grande… pronto se levantaría de entre los pueblos y sería el escogido de su dios. A Mahoma mientras tanto, le decían que sus enemigos eran los judíos. También le dijeron que los católicos eran los únicos cristianos verdaderos, y que los otros que se llamaban cristianos eran impostores impíos e hijos del diablo a los que había que destruir.

Cuando Mahoma comenzó a recibir sus revelaciones «divinas» en una cueva en el Monte Hira, no lejos de la Meca …Waraquah (el primo católico de la esposa de Mahoma) participó intensamente en la interpretación de las visiones que Mahoma recibió y con el tiempo, de todo aquello salió el libro «santo» del Islam, llamado el «Corán» que contiene muchos de los escritos de Mahoma. Es interesante que desde un principio los musulmanes recibieron protección de los reyes católicos debido a la revelación de Mahoma concerniente a la virgen María.

Pero todavía existen obras de Mahoma sin publicar… Están en manos de religiosos de alto rango (ayatolas) en la fe islámica. Cuando el cardenal Bea nos contó esto en el Vaticano, dijo: “Estos escritos están bien guardados porque contienen información que conecta al Vaticano con la formación del Islam. Cada lado tiene tanta información acerca del otro… que si se descubriera, crearía un escándalo desastroso para ambas religiones”.

Cuando Mahoma murió, la religión mahometana estaba propagándose desmesuradamente. Las tribus nómadas unían sus fuerzas en el nombre de Alá y su profeta, Mahoma. En su libro «sagrado», el Corán, se tiene a Jesús como un simple profeta. Si el papa es su representante en la tierra, éste también debe ser profeta de Dios. Esto causó que los seguidores de Mahoma temieran y respetaran al papa en su calidad de «hombre santo». El papa se movió rápidamente y promulgó bulas que permitieron a los generales árabes invadir y conquistar las naciones de África del Norte.

El Vaticano ayudó a financiar aquellos masivos ejércitos islámicos a cambio de tres favores especiales:

1. Eliminar a los judíos y cristianos (verdaderos creyentes, que ellos llamaban infieles).

2. Proteger a los monjes agustinos y a los católicos.

3. Conquistar Jerusalén para «Su Santidad» en el Vaticano.

La conquista de África del Norte había comenzado. Con el paso del tiempo, el poder del Islam llegó a ser formidable… Los judíos y los cristianos verdaderos fueron asesinados, y Jerusalén cayó en sus manos. Como una nota interesante cabe mencionar que los católicos ni sus lugares sagrados jamás fueron atacados durante este tiempo. Ya era hora de que los musulmanes pagaran… El papa les pidió Jerusalén. Pero ya los generales árabes sentían la euforia de la victoria dondequiera que iban. Sentían que nada podría en contra de ellos. El elaborado plan del papa comenzó a debilitarse, y luego se desmoronó delante de sus ojos.

Bajo la dirección de Waraqua, Mahoma había escrito en el Corán la gran mentira de que Abraham ofreció a Ismael como un sacrificio. La Biblia dice claramente que Isaac fue el sacrificio, pero Mahoma tachó el nombre de Isaac e insertó el de Ismael. Como resultado de esto y la visión de Mahoma, los musulmanes fieles construyeron una mezquita (la Cúpula de la Roca) en honor a Ismael, sobre el yacimiento del templo judío que fue destruído en 70 d.C, convirtiendo a Jerusalén en el segundo lugar santo más importante para la fe del Islam.

¿Cómo podían darle al papa un lugar tan santo sin causar una rebelión? El papa percibió que lo que había creado estaba fuera de control cuando se enteró de que los musulmanes estaban llamando infiel a «Su Santidad».

Los generales musulmanes estaban determinados a conquistar el mundo para Alá… y fijaron sus ojos en Europa. Los embajadores islámicos se acercaron a «Su Santidad» en el Vaticano y le pidieron bulas papales para invadir países europeos. El Vaticano estaba furioso. La guerra era inevitable. Los poderes temporales y el control del mundo pertenecían al papa. A éste ni se le ocurriría compartirlo con quienes consideraba impíos. El papa reunió sus ejércitos y los llamó cruzados para evitar que los hijos de Ismael conquistaran la Europa católica. Las guerras duraron siglos y Jerusalén se escurrió de entre las manos del papa …

[Dr. Alberto Rivera ex-jesuita en el tratado “El Profeta” Chick Publications].

el-gran-engaño-banner

One Response to EL VATICANO CREÓ EL ISLAM. Las confesiones del Cardenal Agustín Bea S.J. …

  1. A los que deseen enterarse mas sobre el Judaismo y el Islam Les acosejo leer el Libro del Profesor Kamal Salibi ‘ LA BIBLIA SALIO DE SAUDI ARABIA. En la que relta que el actual pais de Plaestina es mas reciente a la verdadera historia de los judios que dejaron su tierra prometida en el Sur de Arabia, lugar donde escribieron el Antigou Testamento y lugar del primero Templo de Jerusalem construidop por el Rey David completado por su hijo Solomon. De manera que los lugares del que se conoce son los mismos nombres de los lugare en Saudi Arabia, por la que los Judios nombraron en la region de palestina esos lugares En otra palabra Israel no es la tierra prometida, ni el judadismo se desarrollo en la oderno Israel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


by Bliss Drive Review