60.-Fe y Oración

3 comentarios

  1. Raúl Enero 7, 2017 11:30 pm  Responder

    Qué bueno, Víctor, saber que dice usted que tiene poca paciencia. Es justo, justo, mi gran mal. Y lo sé desde niño. Paciencia. No tengo ni un miligramo, por desgracia. ¡Cómo agradezco yo, personalmente, en lo que me afecta, este asunto importante de la paciencia! Y los demás suelen ver justo tus carencias, soy más conocido por impaciente que por mis, quizá pocas, cosas buenas. Ay con el coche… ay, ay… Voy a ver esta conferencia varias veces, para no olvidarme. Mire, café no tomo, ni té. No tomo excitantes de ningún tipo. Y aun así…
    Un saludo, ánimo y mucha paciencia, don Víctor.

    • Victor Sanvicens Guaita Enero 11, 2017 1:59 pm  Responder

      Sí, la paciencia es una gran virtud que debemos trabajar, aunque también tiene sus momentos adecuados para aplicarla y otros en que hay que decir se acabó, dependiendo de qué se trate.
      Un abrazo y que Dios te bendiga.

      • Raúl Enero 11, 2017 4:07 pm  Responder

        Estoy totalmente de acuerdo. Decir se acabó se me da mejor, sí, ahí no tengo problema. Tengo que trabajar en la paciencia cuando es necesario tenerla.
        Un abrazo. Que Dios te bendiga, Víctor.

Deja un comentario

quince − Trece =