La libertad de conciencia amenaza.

En los movimientos que se realizan actualmente en los Estados Unidos de Norteamérica para asegurar el apoyo del estado a las instituciones y prácticas de la iglesia (romana), los protestantes están siguiendo las huellas de los papistas. Más aún están abriendo la puerta para que el papado recobre en la América protestante la supremacía que perdió en el Viejo Mundo.

Y lo que da más significado a esta tendencia es la circunstancia de que el objeto principal que se tiene en vista es imponer la observancia del domingo , institución que vió la luz en Roma y que el papado proclama como signo de autoridad.
Es el espíritu del papado, es decir, el espíritu de conformidad con las costumbres mundanas, la mayor veneración por las tradiciones humanas que por los mandamientos de Dios, el que está penetrando en las iglesias protestantes e induciéndolas a hacer la misma obra de exaltación del domingo que el papado hizo antes que ellas.

Si el lector quiere saber cuáles son los medios que se emplearán en la contienda por venir, no tiene más que leer la descripción de los que Roma empleó con el mismo fin en los siglos pasados.

Si desea saber cómo los papistas unidos a los protestantes procederán con los que rechacen sus dogmas, considere el espíritu que Roma manifestó contra el sábado y sus defensores.

Edictos reales, concilios generales y ordenanzas de la iglesia sostenidos por el poder civil fueron peldaños por medio de los cuales el día de fiesta pagano alcanzó su puesto de honor en el mundo cristiano.

La primera medida pública que impuso la observancia del domingo fué la ley promulgada por Constantino (Año321 de J.C.). Dicho edicto requería que los habitantes de las ciudades descansaran en “el vulnerable día del sol” pero permitía a los del campo que prosiguiesen sus faenas agrícolas. A pesar de ser en realidad ley pagana. Fué impuesta por el emperador después que hubo aceptado nominalmente el cristianismo.

Como el mandato real no parecía substituir de un modo suficiente la autoridad divina, Eusebio, obispo que buscó el favor de los príncipes y amigo íntimo y adulador especial de Constantino, aseveró que Cristo había transferido el día de reposo del sábado al domingo.

No se pudo aducir una sola prueba de las santas escrituras en favor de la nueva doctrina. Eusebio mismo reconoce involuntariamente la falsedad de ella y señala a los verdaderos autores del cambio. “Nosotros hemos transferido al domingo día del señor- dice- todas las cosas que debían hacerse en el sábado.”-Roberto Cox, Sabbath Laws and Sabbath Duties, pag.538. Pero por infundado que fuese el argumento en favor del domingo, sirvió para envalentonar a los hombres y animarlos a pisotear el sábado del Señor. Todos los que deseaban ser honrados por el mundo aceptaron el día festivo popular.

Con el afianzamiento del papado fué enalteciéndose más y más la institución del domingo.

Por algún tiempo el pueblo siguió ocupándose en los trabajos agrícolas fuera de las horas de culto y el séptimo día, o sábado, siguió siendo considerado como día de reposo. Pero lenta y seguramente fué efectuándose el cambio.

Se prohibió a los magistrados que fallaran en lo civil los domingos.Poco después se dispuso que todos sin distinción de clase social se abstuviesen del trabajo ordinario, so pena de multa para los señores y azotes para los siervos. Más tarde se decretó que los ricos serían castigados con la pérdida de la mitad de sus bienes, y que finalmente, si se obstinaban en desobedecer, se les hiciese esclavos. Los de las clases inferiores debían sufrir destierro perpetuo.

Estos recuerdos de lo pasado ponen claramente de manifiesto la enemistad de Roma contra el verdadero día de Reposo y sus defensores y los medios que emplea para honrar la institución creada por ella.

La Palabra de Dios nos enseña que estas escenas han de repetirse cuando los católicos romanos y los protestantes se unan para exaltar el domingo.

Conflicto de los Siglos Cap.39 E.G.W

1 comentario

  1. gabriela mayo 25, 2015 12:50 am  Responder

    no me agrada la iglesia catolica porque tiene un historial sangriento y manejo del poder, tampoco los protestantes porque han hecho una profesion lucrativa de la religion con la cobranza de los diezmos y se basan en malaquias capñitulo 3, donde el diezmo se pedia a los judios pero no a la viuda, ni al huerfano ni al asalariado, pero ellos le cobran a las viudas a los huerfanos y a todos nosotros que somos asalariados porque vivimos de un saldario ganado en un trabajo, Pero guardar el sabado tambien es antibiblico, El descanso del sabado estaba en la Ley de moises, GALATAS :3:23-25 dice que la ley fue nuestro tutor pero ahora ya no estamos bajo ese tutor, la ley mosaica fue derogada, además 2:15 lo confirma, ahí dice que abolio la ley, ROMANOS 10:4 dice que cristo es el fin de la ley, ROMANOS 7:6-7 manifiesta que hemos sido desobligados de la ley, y COLOSENSES2:16-17 dice que nadie nos juzgue en la observancia del sábado, por todo lo expuesto, por mi parte no guardo sábado ni domingo, guardo todos los días de la semana porque Dios merece que lo adoremos diario y no solo una vez a la semana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.